¿Qué es MIDI? Cómo usar una de las herramientas más poderosas en la música

1

El MIDI es una de las herramientas más importantes para músicos y productores; si interactúas con cualquier tipo de máquina de música digital en tu trabajo, probablemente ya la estés utilizando.

Con una parte tan importante del proceso de grabación y mezcla, es difícil saber por dónde empezar. El MIDI es extremadamente poderoso y usarlo puede ser confuso, pero no tiene que ser intimidante; usarlo tiene tantos beneficios que vale la pena el tiempo que lleva aprender a usarlo.

En esta guía que traemos junto a 2×3 te contaremos todo lo que necesitas saber para hacer que el MIDI sea una parte poderosa de tu proceso, desde conexiones básicas hasta su uso eficaz en tu flujo de trabajo de producción. Si ya estás utilizando MIDI, también te daremos algunos consejos útiles para ayudarte a aprovechar al máximo tu configuración actual.

 

¿Qué es el MIDI?

Es un estándar de comunicación que permite que el equipo de música digital hable el mismo idioma, es la abreviatura de Interfaz Digital de Instrumentos Musicales (por sus siglas en inglés) y es un protocolo que permite que computadoras, instrumentos musicales y otros hardware sean compatibles.

El MDI se desarrolló por primera vez a principios de los años 80 para estandarizar la creciente cantidad de hardware de música digital, los fabricantes necesitaban una forma simple de hacer que sus productos fueran compatibles con los de otras marcas.

El fundador de Roland, Ikutaro Kakehashi, propuso la idea de un lenguaje de instrumentos estándar a los otros fabricantes importantes como Oberheim, Sequential Circuits y Moog, en 1981. El proyecto tenía algunos objetivos elevados ya que intentó proporcionar una manera de hacer compatibles digitalmente todas las características de una actuación musical.

Los arquitectos del MIDI estándar tuvieron que definir todo tipo de comportamientos musicales complejos de una manera en que la tecnología de la década de 1980 pudiera funcionar, no es una tarea fácil. Sus elecciones tuvieron grandes consecuencias para la forma en que los instrumentos electrónicos fueron diseñados para los próximos 40 años.

El MIDI estándar terminado finalmente se dio a conocer en 1982. Kakehashi y Dave Smith luego recibieron premios Grammy Técnicos en 2013 por sus roles clave en el desarrollo del MIDI, ¡ya era hora!

 

 

¿Cómo usar el MIDI en tu música?

El MIDI puede jugar varios roles diferentes en tus producciones y probablemente ya estés familiarizado con algunos de ellos. Para comenzar, incluso podría ser más útil aclarar lo que NO es MIDI.

El MIDI nunca transmite una señal de audio real, es solo información. Eso significa que si un teclado MIDI no tiene una fuente de sonido integrada como un sintetizador o sampler, ¡no emitirá ningún sonido!

Eso nos ilumina el camino sobre dónde el MIDI puede entrar en tu flujo de trabajo. Si estás componiendo usando complementos en tu DAW, los clips de MIDI son las regiones en tu línea de tiempo que controlan qué notas se reproducen y cuándo se reproducen.

Cuando conectas un controlador MIDI a tu DAW para tocar instrumentos virtuales, simplemente los alimenta con información MIDI en tiempo real. Lo mismo ocurre cuando haces una secuencia MIDI en tu DAW y envía la información al equipo de hardware como un sintetizador analógico o una caja de ritmos.

¡El mayor beneficio que tiene es que puedes editar fácilmente las interpretaciones nota por nota, cambiar su articulación o incluso alterar o reemplazar el sonido que las reproduce! Pero eso no es todo. Puedes controlar mucho más que solo notas usando el MIDI, muchas características de una interpretación musical tradicional tienen un equivalente en MIDI.

También puedes usarlo para automatizar parámetros o cambiar parches en instrumentos o efectos de hardware o software.

2

 

Mensajes y eventos MIDI

 

Los mensajes MIDI son las transmisiones de datos digitales que le indican a tu equipo de música qué hacer. Llevan información sobre qué parámetros cambiar, cómo debe comportarse el sistema o qué notas tocar, y cómo deben reproducirse.

 

Los mensajes MIDI se pueden dividir en dos tipos: mensajes del sistema y mensajes del canal. La mayoría de las veces trabajarás con mensajes de canal, aunque algunas funciones importantes como el reloj y transporte (detener, iniciar y continuar) son mensajes del sistema.

 

Comencemos con los mensajes del canal, que transmiten hasta dos tipos de datos a la vez. Por ejemplo, los mensajes de activación y desactivación de notas llevan el valor del número de la nota, así como el valor de la velocidad: la intensidad con la que se tocó la nota.

Esto es parte de cómo el MIDI puede capturar la expresividad de una interpretación.

Aquí tienes los principales mensajes de canal MIDI:

  • Note on / off: qué notas se presionan y liberan. Incluye velocidad
  • Aftertouch: la presión con la que se mantiene presionada una tecla después de presionarla
  • Control Change: cambia el valor de un parámetro en el dispositivo
  • Program Change: cambia el valor de un parámetro en el dispositivo
  • Channel Pressure: el valor de presión más alto para todas las teclas presionadas

Los mensajes del sistema controlan otros datos esenciales que los instrumentos digitales necesitan para comunicarse entre sí. Estos son los más importantes:

  • Timing clock: sincroniza el dispositivo con el reloj maestro
  • Transport: le dice al dispositivo que inicie, pare o continúe
  • System exclusive (sysex): estos mensajes permiten a los fabricantes especificar sus propios tipos de mensajes. Algunos equipos MIDI más antiguos se basan ampliamente en los mensajes sysex

Puede parecer complicado, pero para la mayoría de las tareas MIDI, tu DAW maneja los detalles técnicos de tus mensajes MIDI sin que tú lo notes.

Por su parte, un evento MIDI es un mensaje que ocurre en un momento específico. Son especialmente relevantes cuando se trata de composiciones que se basan en secuenciadores MIDI.

3

 

 

Secuenciadores MIDI

Un secuenciador MIDI almacena información MIDI y gestiona la reproducción, grabación y edición. Es una de las formas más comunes de usar MIDI. En esta sección, el secuenciador envía sus datos a todas las diferentes partes de la configuración y los mantiene sincronizados entre sí.

Para la mayoría de los productores, su DAW se encarga de las tareas del secuenciador MIDI. Los DAW y los secuenciadores están estrechamente relacionados.

Algunos músicos prefieren usar secuenciadores de hardware para su flujo de trabajo o capacidades únicas. Muchos sintetizadores contienen secuenciadores integrados y los grooveboxes como el MPC de Akai son famosos por sus capacidades de secuenciación.

Los secuenciadores pueden controlar hardware externo, instrumentos virtuales en tu DAW o una combinación de ambos.

 

Canales MIDI

El MIDI fue diseñado para coordinar gestos musicales entre muchos instrumentos diferentes al mismo tiempo, con una sola conexión. Un flujo de datos MIDI tiene un total de 16 canales independientes para mensajes y eventos, puedes pensar en estos canales como pistas en tu DAW o secuenciador, pero no te confundas, ¡ciertamente no está limitado a solo 16 pistas MIDI en tu DAW!

Los canales MIDI son más importantes cuando se trata de hardware externo, cada dispositivo en tu configuración MIDI se puede configurar para enviar o recibir datos en un canal en particular.

A partir de ese punto, es tan fácil como configurar el canal de salida en las pistas de tu secuenciador para determinar qué dispositivo debe reproducir qué. También significa que puedes enlazar todos tus dispositivos fácilmente con un solo cable usando tu interfaz MIDI.

4

 

 

Domina tu configuración MIDI

Ahora que conoces el poder del MIDI, es hora de integrarlo en tu propio flujo de trabajo de estudio. MIDI te da acceso a todos los sonidos que puedas imaginar y a toda la potencia de edición que necesitas para que tu producción musical sea rápida y fluida.

Experimenta y encuentra tus formas favoritas de trabajar con el MIDI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.