Entrevista a Sir High

Sir-High-1-reduDurante el último mes hemos venido entrevistado a los tres ganadores de nuestro Track Contest, sin embargo hubo un cuarto que participó en la categoría Techno que participó con una producción bastante arriesgada y experimental en comparación con el resto. El jurado quedó impresionado y le resultaba muy duro dejarle sin reconocimiento. Por eso Sir High ha tenido el trato de ganador y como tal también es justo que el resto de personas conozcan a un artista con las ideas muy claras. Así es Sir High.

Para que te conozcamos un poco mejor, ¿quién es Sir High?

Es un proyecto artístico personal, libre y sin ataduras, que no encaja dentro de los cánones impuestos, que no entiende de modas, ni de tendencias, ni persigue la fama, ni la publicidad… pero sí el éxito.

Sir High es mi Mr. Hyde. Mi alter ego más transgresor, cínico, oscuro, manipulador y malvado, características que intento proyectar en todas mis producciones y sets.

Sir High abandera lo políticamente incorrecto y su única razón de ser es conseguir materializar un concepto musical al que voy dando forma cada día en mi cabeza y que deriva de las experiencias vividas. Mi proyecto escapa deliberadamente – y a conciencia – del concepto “música PARA bailar”, enmarcándose en el contexto de un amenazante y perturbador experimento audiovisual. Lo mejor que puedes hacer es: tomar asiento, provisionarte de agua y armarte de paciencia. La necesitarás…

Todo está aún en fase embrionaria, pero no tengo prisa, de hecho, tengo el resto de mi vida por delante. Disfruto creándolo, desfrutaré desarrollándolo y, finalmente, ejecutándolo.

¿Cómo entraste en contacto con la música electrónica?

Fue siendo un crío, con una cinta de cassette: MAX MIX 7. Editado en 1988 por Max Music y mezclado por José Maria Castells y Toni Peret. Coleccioné varias cintas de la saga, pero recuerdo con especial cariño la 7 tal vez porque fue la primera que tuve y porque la escuché hasta la saciedad durante mi infancia.

La saga Max Mix se originó, curiosamente, como premio de un concurso en el que se buscaba gente con creatividad e ingenio para mezclar canciones. El ganador de ese concurso fue Miquel Fabrellas, más conocido como Mike Platinas y a quien se reconoce como el creador del concepto “megamix”.

Los megamixes eran sesiones de mezclas que fueron un concepto revolucionario en la época, pues no sólo se limitaban a mezclar las canciones sino que se añadían efectos, muestras, repeticiones y se aplicaban técnicas de turntablism, como el scratch o el backspin. Hoy, estamos ya muy familiarizados con los controladores midis, los DAW, los efectos, los samplers y demás, pero en aquella época se hacía del trabajo de forma manual, y cuando se hacía “cortar-pegar” era de forma literal. Los efectos se cortaban y empalmaban a la propia cinta magnetofónica, por lo que en el fondo, se utilizaban manualmente técnicas de producción que hoy están digitalizadas y que son básicas y comunes pero que entonces eran innovadoras y revolucionarias en el contexto de la mezcla músical, los megamix fueron en cierto modo la antesala de las sesiones tal y como las conocemos hoy en día y en versión Studio.

De hecho, mi contacto con aquella cinta no sólo fue mi primer contacto con la música electrónica, sino también con un buen ejemplo de la innovación y aplicación de técnicas de producción musical de la época.

¿Quiénes son tus artistas favoritos y quiénes son los que más te han influenciado?

Podría citar tanto a artistas mundialmente conocidos y reconocidos, como a gente a la que no conoce ni su madre pero que pueden hacer que a más de un “top” se le cayeran los pantalones y, porque no decirlo, la cara de vergüenza.

Procuro aprender de todos sin dejar de buscar mi propio camino, pero debo reconocer que siempre he sido hombre de club y mis principales influencias se basan en la propia experiencia vivida en esos clubs.

Hay artistas que son grandes productores en el estudio pero no dan la talla en sus directos y, otros, que no producen nada del otro mundo pero que con su directo puedes llegar a tocar el cielo. Y luego hay otros, que no hacen ni una cosa ni la otra y se encuentran en lo más alto de las listas de ventas. Hay artistas que tuvieron su momento e hicieron historia, y ahora nos cuentan historias para no dormir… el abanico es amplio y las combinaciones infinitas, pero hay una realidad absoluta, el lugar importa y mucho por eso yo siempre me he considerado persona de club.

Para mí, el lugar y el momento es tan importante como el artista y, a veces, incluso más. A modo de ejemplo, podría haber respondido a tu pregunta con un simple y escueto: Richie Hawtin. Pero sería una respuesta incompleta e incorrecta. Hawtin, es alguien a quien admiro y sin duda, uno de los grandes de la historia y pionero en muchas cosas, sin embargo, tengo que puntualizar que no es lo mismo verlo, por ejemplo, en Timewarp (Mannheim), que en el Sónar (Barcelona) o en cualquiera de sus fiestas Enter (Ibiza). Digamos que a unos sitios va a trabajar y a otros a pasar el rato… eso lo hacen todos y yo ya no voy a pasar el rato a ningún lado. Por este motivo, es bueno tener claro a quien vas a ver y, sobretodo, dónde vas a verlo, de lo contrario, puedes acabar poniéndole la cruz a algún artista por no haber sabido elegir el momento y el lugar.

En el mismo contexto, existen lugares en los que el line up importa poco o nada, lugares a los que sabes que, vaya el artista que vaya, se hará lo que toca hacer, sin florituras, sin tonterías, sabes a lo que vas y sabes lo que va a pasar, sin perdón y sin remordimientos, no te escaparas ni te arrepentirás. Uno de esos lugares fue, antaño, el Circoloco DC10 (Ibiza), uno de los clubs más underground –sino el que más- de la era reciente de cuando en Ibiza no existían los horarios, y del que salió una buena cantera de Djs desconocidos, muchos de los cuales son hoy cabezas de cartel. Desgraciadamente, hoy no es más que otra discoteca de la que ya no queda nada de lo que fue. Allí se liaba por contrato, musicalmente hablando… bueno, en todos los sentidos.

¿Con quién te gustaría compartir cabina?

Con cualquiera que quisiera compartirla conmigo. Si pudiera reunir a un line up de lujo –no necesariamente conocido-, les pediría que tomaran asiento y, les diría algo así como, llevo tiempo escuchándoos y ahora veréis en lo que me habéis convertido. En definitiva, intentaría explicarles en un set lo que busco, lo que quiero y lo que soy y luego abriría el derecho de réplica. La verdad, preferiría que fueran ellos quienes eligieran si quieren o no compartirla conmigo.

La música puede describirse perfectamente con palabras, pero la subjetividad y experiencias de cada uno pueden interpretar esas palabras de una manera u otra. Si yo te explico verbalmente lo que busco con todo lujo de detalles te aseguro que creerás entenderme, pero si hago que lo escuches, sabrás que realmente no me entendiste, o tal vez sí y, en cualquier caso, me entenderás del todo… de ahí que el set deba tener una duración adecuada, para poder desarrollar la historia, que te atrape, que te arrolle, que te absorba.

Concibo la cabina como un altar sagrado donde tienes que ir a dejarte la piel y la vida como si no hubiera un mañana. No hacerlo, es una falta de respeto. En definitiva, lo importante no es quien eres o lo que haces, todo es cuestión de gustos, lo importante es que cuando lo hagas lo des todo, parece un slogan publicitario, pero es la clave del éxito en la vida y el éxito puede residir en algo, aparentemente contrario al éxito, como por ejemplo, mantener el anonimato o la clandestinidad, ser autentico.

¿Dónde te gustaría editar tu música?

La proliferación de plataformas artísticas como mixcloud, soundcloud, bandcamp, y demás permiten al artista, conocido o desconocido, hacerse un hueco, sino en la industria, en el escaparate mundial y, la verdad, es que se están haciendo cosas que hace años eran impensables por gente que es realmente muy buena. Es una lástima porque la mayoría seguirán siendo desconocidos al final de su carrera, pero gracias a este escaparate he tenido la oportunidad de escuchar y conocer propuestas muy interesantes que escapan a la industria y a los grandes sellos y que tengo muy en consideración en mis producciones y sets.

En este contexto, no voy a mencionar sellos en los que sería un honor publicar mis temas, sencillamente porque no acabaríamos nunca, la lista es larga y cada día salen nuevas propuestas. Sin embargo, si me resulta muy interesante y me atrae profundamente la posibilidad de editar mi propio tema en un estudio profesional. Creo que ver en primera persona el proceso de edición, mezcla y corrección y, en definitiva, los entresijos de un estudio profesional, puede aportarme mucho, al margen de la satisfacción de ver como un tema tuyo coge cuerpo y fuerza realzando todo el trabajo hecho. Mi objetivo no es económico sino intelectual. Concibo esto como un hobby artístico que me tomo muy serio, pero no como un medio con el que ganarme la vida.

Siempre he sido autodidacta pero hay cosas que no se pueden aprender en los libros, necesitas que alguien te las enseñe o te guie. El mastering y la mezcla son otro arte y un mundo aparte, tan complejo, que creo ningún artista masteriza y edita sus propios temas, para eso ya existen otros profesionales especializados en esta materia. En este aspecto, soy bastante consciente de que a Iter Criminis hay que darle un buen meneo, lo que no es incompatible con estar contento con el resultado del tema.

¿De dónde sale tu nombre artístico y cómo se te ocurrió?

SIR HIGH es una broma intencionada. “SIR” en inglés significa “señor” y el término “HIGH”, también en inglés, se utiliza, entre otros, para definir el momento álgido de los efectos de una droga, el clímax, o lo que vulgarmente se conoce como el “subidón”.

La traducción literal de mi nombre artístico sería SEÑOR SUBIDÓN, un nombre que podría haber firmado tranquilamente cualquier DJ de los años 90. De hecho, es un guiño a esos nombres artísticos que se ponían algunos DJ, sin tapujos, ni filtros, en la época en la que empezamos a salir los chavales de mi generación.

Adopté la versión inglesa, porqué creo que encaja más como nombre artístico, aunque tampoco descarto que algún día pueda actuar bajo el pseudónimo SEÑOR SUBIDON. En el año 2.000, Laurent Garnier cerró el Sónar (Barcelona) a la siete de la mañana actuando bajo el pseudónimo DJ JAMON en el Line Up. Tampoco entiendo la vida sin sentido del humor, para mi es crucial y hay que saber reírse de uno mismo.

Tu caso es especial porque aunque no fuiste un ganador oficial, al jurado le gustó tu tema tanto que recibiste el trato de ganador ¿Qué supone para ti este tipo de reconocimiento?

Pues que te voy a decir… Que se nota que el jurado está formado por gente muy profesional y competente con muy buen criterio musical…. Jajajajail! (risas malvadas con reverb infinita)

Bromas aparte, este es el primer y único tema que tengo acabado y lo hice única y exclusivamente para participar en el concurso por lo que obtener este reconocimiento es un orgullo y un premio a la dedicación y al trabajo realizado.

Sin duda tu track ‘Iter Criminis‘ fue el más vanguardista, arriesgado y experimental de todos los que se presentaron. ¿Marcar esa diferencia fue tu intención?

Acepto y admito que no es un tema para todo el mundo, pero tampoco era mi intención. Lo bueno de hacer las cosas, no para gustar, sino, por gusto, es que te da libertad absoluta para crear. Produzco para mí, no para para gustar, ni para vender. Luego, si gusta lo que hago, pues es una alegría y un reconocimiento añadido pero no es el objeto.

Como primer y único tema sólo puedo estar orgulloso y gratamente sorprendido con el resultado. Creo que no puedo pedir más para empezar y, para mí, tiene lo fundamental: un inicio, un desarrollo, un final. Es un tema que cuenta una historia y además, evoluciona, no es estático.

Un amigo que me conoce muy bien definió Iter Criminis como “una declaración de intenciones” y sólo viendo la caratula del tema te das cuenta de que está hecho con las mejores intenciones…jajajaja (risas maquiavélicas con distorsión pronunciada)

Pero de momento sólo he podido plasmar eso, intenciones. Aún queda mucho camino por recorrer para llegar donde quiero llegar. No tengo prisa, sé que llegaré; y esto es otra declaración de intenciones. De ahí el título ITER CRIMINIS, que en latín significa CAMINO DEL DELITO, y allí voy; musicalmente hablando, claro. Esto acaba de empezar y éste es sólo el primer paso de un largo camino.

¿Cuáles son tus herramientas en el estudio?

Hay una norma no escrita en producción que ayuda y fomenta la creatividad y que aplican absolutamente todos los grandes productores y que consiste, básicamente, en autoimponerte limitaciones técnicas: ponerse obstáculos, complicarse la vida uno mismo y luchar contra dichos obstáculos para obtener resultados. Esto fomenta tu creatividad y te obliga a buscar caminos alternativos para llegar al mismo sitio. Te obliga a estar despierto, a ser creativo, es un “back to basics” autoimpuesto. Haz mucho con poco o con lo que tengas.

Quise aplicar esta norma al producir ITER CRIMINIS y me propuse y obligué a no usar nada más que un IPAD. Todo el tema está hecho sólo con un par de aplicaciones y algunos plugins del IPAD, desde los sonidos hasta el montaje final y sin controladores externos. Gracias a esto, no sólo he aprendido a usar el ipad como un completo estudio de producción, sino que los conocimientos adquiridos son aplicables a todos los DAWs i demás cosas que pueda adquirir en el futuro. La verdad es que el IPAD es una herramienta increíble para iniciarse en esta materia, yo he aprendido a componer sólo con el Ipad, hay DAWs, sintetizadores, cajas de ritmos, procesadores de efectos y un amplio abanico de aplicaciones con las que puedes desarrollar toda tu creatividad.

Aparte del Ipad, mi estudio se compone, entre otros secretos bien guardados, de un Arturia Minibrute y, ahora también, un Arturia Minilab, un Novation Lauchpad MkII y un Novation Launchcontrol. Con esto voy a estar distraído un tiempo, pero sigo creyendo que en mi casa sobran cables y faltan maquinas… aunque cuando mi mujer lea esto me dirá que sobran cables, máquinas y, cualquier día, hasta yo….

¿Cómo te manejas con tu Arturia Minilab y el Launch Pad? ¿Ya tienes nuevos tracks con estas herramientas?

Pues si te soy sincero, aún no he tenido oportunidad de descargarme ni el software que traen, de momento me he centrado básicamente en mapear los controladores para adaptarlos a mis necesidades. Probando setups, conexiones y configuraciones para sacarles el mejor partido. Como ya vienen premapeados para Ableton no tengo prisa para empezar a usarlos en ese entorno.

La verdad es que los tres aparatos (Launchpad, Launchcontrol y Minilab) son muy versátiles y permiten una configuración integral y personalizada, tanto a nivel de Studio como para actuaciones en directo. Este verano espero poder llevármelos a donde sea y seguir practicando configuraciones, pues otra cosa fantástica que tienen es su tremenda portabilidad. Como ya he dicho, estaré distraído un tiempo….

¿Qué te ha aportado la obra Yo Dj Productor? ¿La recomendarías?

Conocimiento. Es una obra que es un buen punto de partida para iniciarse y empezar a familiarizarse con los conceptos básicos, el abanico de opciones de software y hardware que te brinda el mercado y el funcionamiento de un DAW. A partir de aquí cada uno debe hacer su camino y seguir buscando para profundizar en las áreas que más le atraigan. La recomiendo sin ninguna duda.

-Muchas gracias por tu tiempo. Si quieres añadir algo más, eres libre

Muchas gracias a vosotros por el vuestro. Aprovecho la ocasión para agradecer a todas las personas que votaron mi candidatura su apoyo incondicional y sin las cuales no estaría hoy aquí; pero sobre todo, doy las gracias a mi mujer, que me aguanta mientras le pego éstas brasas que hoy os doy a vosotros, pero que ella aguanta día tras día hasta que la muerte nos separe… Huid ahora que podéis!!!

Sir-High-2-redu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>